La taberna

Improvisado cobijo,
hogareño calor.

Jugosa comida,
caprichosa bebida.

Ancestrales canciones,
historias interminables.

La noche se detiene,
descansan las espadas,
cesa el camino,
hasta el amanecer siguiente.

Tambores,
la guerra se acerca.

Campanas,
las puertas se cierran.

Trueno,
el trueno se acerca.

La taberna no se inmuta,
siguen los cánticos,
continúan los cuentos,
el hidromiel no acaba.

La entrada se ha cerrado,
de ella el mundo se ha olvidado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s