Esperando la tempestad

Vientos de cambio,
luces del alba
más brillantes que nunca
traen consigo
la tempestad.

Quizás cuando la lluvia llegue,
cuando las luces del alba desaparezcan,
cuando marche de esta ciudad,
comprenderé el pasado;
ese amigo escurridizo
que pide tu compañía
y te niega el futuro.

En unos años
se habrán ido las luces del alba
y la tempestad habrá acabado,
no quedará nada
pero yo solo recordaré
el amanecer contigo
y el sol calentando nuestra piel.

Vuelve a ser mi pasado,
vuelve a ser mi nostalgia,
quiero ese amigo escurridizo
que siempre pidió mi compañía
pero nunca me negó un futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s