Siervos

Al igual que el pastor
junto al rebaño,
lo mismo que un tirano
con su esclavo.

No es amor
lo que hacia ti sienten,
no es tu coraje
lo que desean;
tu silencio meramente,
tu complacencia,
una oda al fanatismo.

El momento en el que te levantes,
el instante en el que hables,
cuando tu valía abraces,
tu dignidad defiendas
gritando que nunca más,
ellos,
créeme,
marcharán.

Porque nadie quiere tu voz
ni tu amor propio;
solo ovejas,
solamente siervos.

Publicado por Aitor Morgado

Autor de "Escudo de Tinta" y "Buscando a Atlas". Soy escritor desde hace muchos años y me apasionan las letras. Adoro leer y escribir. También soy Técnico Superior en Comercio Internacional y Técnico Superior en Administración y Finanzas. Me interesa la literatura, la historia, la filosofía, la mitología, los idiomas, la economía, la política, el desarrollo sostenible y un largo etcétera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: