Siervos

Al igual que el pastorjunto al rebaño,lo mismo que un tiranocon su esclavo. No es amorlo que hacia ti sienten,no es tu corajelo que desean;tu silencio meramente,tu complacencia,una oda al fanatismo. El momento en el que te levantes,el instante en el que hables,cuando tu valía abraces,tu dignidad defiendasgritando que nunca más,ellos,créeme,marcharán. Porque nadie quiere tuSigue leyendo “Siervos”