La celda de luz

Eras la única luz de todo el lugar, de todos y cada uno de los días en los que recorría aquel misterioso sitio. Caminabas dentro de aquella celda que mi mano no podía atravesar. La luz de tu cuerpo emanaba una claridad que jamás había visto, pero tú permanecías de pie mirándome, observándome, penetrándome conSigue leyendo «La celda de luz»

Anuncio publicitario

Bailes de fuego

Siluetas bailando alrededor de la hoguera. Chispas del fuego desvaneciéndose en el cielo nocturno. Aún recuerdo aquellas maravillosas noches de verano en las que no tenía cabida nuestra vida cotidiana. Una vez ascendíamos la ladera de la montaña, el aire fresco y la infinidad de estrellas del firmamento eclipsaban todo nuestro ser social. La naturalezaSigue leyendo «Bailes de fuego»

Retroceder

Los veía cada día. Grupos interminables de personas andando por el camino con paso firme, pero sin demasiada prisa. Avanzando por el camino asfaltado con la cabeza cabizbaja y los sentidos apagados. Nunca pude ver cuál era su destino pero aquellos individuos me suscitaban curiosidad y envidia, a pesar de sus infelices caras. Mientras yoSigue leyendo «Retroceder»