Génesis (capítulo 1)

Las grandes puertas metálicas se abrieron con un quejumbroso chirrido. El ingeniero del equipo siguió leyendo los datos de la antigua pantalla ubicada a un lateral, atento a cualquier indicio de problemas. Todo estaba en orden. —Buen trabajo —dijo el embajador sin apartar la mirada del interior de la estancia.—Gracias, señor. El embajador lideraba unSigue leyendo “Génesis (capítulo 1)”

Némesis

Aparecieron sin previo aviso. Salían por todas partes: en apartamentos de vecinos de una calle obrera, en lujosos palacios de la aristocracia militar, en restaurantes de las afueras, en autopistas, en centros de salud, en universidades, granjas, bosques, montañas e incluso debajo del agua. Parte ente biológico, parte mecanismo tecnológico, arrasaban con todo en suSigue leyendo “Némesis”

Dulce rendición

Viajando por los infinitos confines del espacio durante generaciones, desde donde el tiempo pierde su propia memoria, cuando los números no bastan para explicar ninguna duración y ninguna distancia. La capacidad de medición es inservible y no es más que parte de otro constructo humano para poder definir algo que no puede ser definido. Esperando,Sigue leyendo “Dulce rendición”

La gran pantalla

Todo se resume en aquella sensación: la repentina clarividencia de que hemos hecho oídos sordos a la cuestión. Nuestro protagonista se encontraba caminando por una ciudad cualquiera. Es indiferente en qué punto cardinal estaba, qué país era o qué idioma se hablaba en él. De hecho, ni siquiera sabemos el nombre del sujeto, ya queSigue leyendo “La gran pantalla”